Publicado el / Por latap / en Blog

Anecdotario de un librero en el Carrer de la Verge

Dice la leyenda que si uno de los libreres (soy el único hombre así que lucho por mi e) de Lata Peinada, en un acto de apuro o de distracción, aplica el sello de la librería en la primera página al revés, el lector de ese libro encontrará un mensaje oculto entre las palabras.

Uno de nosotros, solíamos ser tres socios, decía que eso eran pavadas y una noche de lluvia (ruido de truenos) decidió sellar boca abajo Historia Argentina, de Rodrigo Fresán.

Si bien durante los siguientes días se lo notaba un poco raro, al principio todo fue más o menos normal: reuniones con distribuidores, subir y bajar sillas para la presentación de un libro y hasta fuimos a comprar plantas para la entrada del local.

Sin embargo, a la semana dejó de venir y algunos días después me lo encontré en un callejón del Raval, perdido como debe de haber estado perdido Syd Barrett. Entonces me acerqué a mi amigo y le pregunté si estaba bien, pero no entendí absolutamente nada de lo que me dijo, como si me hablara no en una lengua muerta, pero sí en una extraña mezcla de muchos acentos latinoamericanos. Cuando quise abrazarlo para que viniera conmigo a la librería se fue corriendo y hasta ahora no lo hemos vuelto a ver.

A partir de ese día le presto mucha atención al momento de poner el sello, algo así como comer pez globo, esos placeres que te pueden matar pero que vale la pena arriesgarse a atravesar porque si salen bien uno se siente más vivo.

Querides amigues lectores, no tengan miedo de dejarse sellar el libro, en Lata Peinada nos hemos acostumbrado a convivir con esa marca azulada que separa a las personas de la felicidad o de la locura.

Por otra parte, puede que lo de nuestro socio haya sido otra cosa. Por eso dicen que esto es una leyenda, y sin embargo me pregunto si alguno de ustedes se atrevería a comprobarlo. (Ruido de suspenso. No sé cuál. Algún ruido que les de miedo).

Para jugar en Instagram:

¿Pasará un día cualquiera nuestro ex socio por la puerta de la librería, como el primer líder de Pink Floyd se hizo presente una vez en el estudio mientras la banda grababa Wish you were here?

Deja un comentario

Mini Cart 0

Your cart is empty.